La importancia de la transformación digital en las pymes

La importancia de la transformación digital en las pymes

5/5 - (1 voto)

No podemos negarlo, la transformación digital es un hecho improrrogable. Este proceso no solo afecta a los usuarios sino también afecta a la empresas e instituciones que afrontan una modificación de la metodología en su manera de actuación. Esta evolución de la mano de la tecnología esta permitiendo lograr una eficiencia mayor por parte de los organismos afectados.

¿Qué es la transformación digital?

Entendemos que la transformación digital es un proceso que implica no solo a los directivos de la organización, sino que también afecta a cada uno de los departamentos y trabajadores. A grandes rasgos, la transformación digital consiste en hacer uso de las nuevas tecnologías para mejorar la eficacia y eficacia de tu empresa, logrando encontrar nuevas oportunidades de negocio.

Este proceso, en ocasiones, se confunde con la digitalización, sin embargo, la digitalización es considerada como parte del proceso de la transformación digital.

Ventajas de la Transformación Digital de una Pyme

El proceso de la transformación digital proporciona numerosas ventajas a las pequeñas y medianas empresas que se someten a este proceso. Cuando una pyme decide dar este paso, lo que es una realidad, es que supone un salto importante en la calidad de cualquier pequeña o mediana empresa.

Entre las principales ventajas están:

1-     Derriba fronteras

Las fronteras, gracias a internet, han caído para todos, tanto para los usuarios como también para las pequeñas y medianas empresas por lo que el uso de estas herramientas permite a este tipo de compañías tener la oportunidad de generar nuevos contactos y oportunidades en el mercado internacional.

No ocurre como hace años, ahora la ubicación física que ocupe la empresa no supone ningún tipo de impedimento para lograr nuevos clientes y lograr relacionarse con otros profesionales del sector.

2-     La digitalización permite a las compañías conocer mejor a sus clientes.

Todas las empresas luchan por ellos, por los datos. Conocer a tus clientes es una ventaja fundamental que te permitirá conocer mejor sus necesidades, adaptarte a sus demandas y lograr una relación de confianza y por tanto más duradera. Tanto las herramientas digitales como el Big Data son herramientas que nos permiten conocer información sobre nuestros clientes potenciales, una estrategia que sin el proceso de transformación digital no habría sido posible.

3-     Mejorar la reputación e imagen de tu empresa.

La imagen de tu compañía es imprescindible para poder lograr una relación fluida, duradera y estable con tu cliente. Hoy en día, los consumidores tienen muy en cuenta los valores e ideas que llevan por bandera las empresas y en función de estos consumir determinados productos.

La Generación de los Millenials y en mayor grado la Generación Z consumen casi en su totalidad productos a través de las nuevas tecnologías, por ello, una buena imagen y una presencia reseñable en las redes es fundamental para lograr una buena reputación e imagen de tu empresa.

Por esta razón, cuando una pyme tiene una buena notoriedad en el mercado, sus posibilidades de aumentar su capacidad de alcanzar nuevos clientes y retener a los que ya tiene, aumentan considerablemente.

4-     Más productividad supone más ingresos.

El procesado de datos inmediato gracias a las nuevas tecnologías permite lograr una comunicación más directa y fluida tanto con el cliente como con los diferentes departamentos y trabajadores. Por otro lado, también es importante señalar que el acceso a los datos y a la documentación por parte de los empleados será más sencilla y por tanto más eficiente.

Es vital que las pymes desarrollen la transformación digital

Barreras a las que tienen que hacer frente las pymes para implantar la transformación digital

Las pymes son conscientes de la multitud de beneficios que conlleva el proceso de transformación digital, sin embargo, se ven frente a frente con diversas barreras que les hacen plantearse está transformación.

Según diversos estudios concluyen que la transformación digital mejora los beneficios en hasta un 20% en las pequeñas y medianas empresas. Estos mismos estudios han analizado las barreras más habituales a las que tienen que hacer frente las pequeñas y medianas empresas españolas:

1-     Coste: En ocasiones la inversión inicial es demasiado elevada, circunstancia que les imposibilita el proceso de transformación y que plantean la rentabilidad a corto plazo de llevar a cabo este proceso.

2-     Seguridad

3-     Incertidumbre jurídica

4-     Temor al cambio: En las empresas más antiguas aún se teme a que la transformación digital pueda afectar negativamente o la capacidad de los empleados y equipo directivo de hacer frente a esa transformación

5-     Infraestructura: En muchas ocasiones, las pymes no cuentan con la infraestructura necesaria para comenzar la transformación digital.

Las claves de la transformación digital

La transformación digital es un proceso que engloba no solo a la empresa como organización sino también a todos los elementos y agentes que orbitan en su entorno y forman parte de la compañía. Es decir, la transformación digital de una empresa afecta tanto a sus empleados, como a sus directivos, como también a los demás factores que rodean a la empresa.

Para que el proceso de transformación digital sea un éxito en las pymes se deben tener en cuenta algunas claves:

1-     Planifica antes de ejecutar.

Las pymes deben planificar su transformación antes de ponerla en marcha con el fin de conocer qué cambios se producirán, qué departamentos y empleados se verán afectados. Al mismo tiempo, la planificación permitirá a los actores implicados a conocer la metodología, las fechas de las tareas o las actividades que se tendrán que llevar a cabo

2-     Conocer a los usuarios.

El análisis riguroso de los datos que proporcionan las nuevas tecnologías permitirá a las pymes conocer los hábitos digitales de sus clientes, los canales por los que navegan, los medios que consultan… estos datos permitirán a las compañías tomar decisiones y trazar una estrategia que permita a las empresas mejorar su efectividad y aumentar su margen de beneficio.

3-     La transformación digital es un proceso global

La transformación digital no solo la desarrolla la empresa como entidad, sino que también la llevan a cabo las personas que componen la empresa, por ello, es fundamental que se involucre a todo el equipo en este proceso para prevenir de los cambios y que la plantilla esté concienciada de lo que está por llegar, de esta manera, el proceso será más cómodo, sencillo y accesible tanto para la empresa como para los trabajadores.

4-     Formación de empleados.

Es vital que en un proceso de transformación digital se implique a los empleados, pero es igual de importante su formación. Por eso es necesario dotar a los trabajadores de los conocimientos necesarios. Por ejemplo, deben conocer el Software con el que trabajarán, la guía de estilo, o la atención al cliente.

5-     Analiza resultados

Tanto durante el proceso como cuando finalmente se ha completado la transformación digital de la pyme, se debe llevar a cabo un análisis minucioso del proceso para destacar las principales conclusiones del proceso.

La transformación digital es cada día que pasa, una necesidad mayor para las pequeñas y medianas empresas. Sus beneficios son muy superiores a las desventajas, además de permitir aumentar los beneficios económicos y mejorar la experiencia de sus clientes.

Ir arriba